Uno de los factores más importantes en la PAC es conseguir una adecuada comunicación con el enfermo que permita, por un lado, una información adecuada sobre su proceso, y, por otro lado, tener en cuenta el mundo de valores del paciente, para que pueda participar directamente en la toma de decisiones sobre su proceso.

Esto hace imprescindible una adecuada formación de los profesionales en actitudes, conocimientos y habilidades en el proceso de comunicación.