Muchas veces no es fácil entender el proceso de envejecimiento, la enfermedad crónica y los cuidados al final de la vida.

La formación sobre este proceso y sus principales necesidades ha de ser un tema importante en la sociedad. Esto ayudará a  comprender los diferentes cambios que pueden producirse en las personas mayores y disminuir el impacto emocional que podrían generar estos cambios, así como mejorar los cuidados en las diferentes etapas por las que puede atravesar una persona.

Fomentar la formación en centros escolares, institutos, centros de formación no sanitarios y a aquellas personas que se encuentren a cargo de personas mayores y/o con enfermedad crónica avanzada, sobre el proceso de envejecimiento y cuidados hasta el final de la vida, debería estar dentro de nuestras políticas publicas y privadas, de esta manera se podría garantizar el correcto uso de los recursos sanitarios  y así disminuir la sobrecarga asistencial que podría degenerar en un peor cuidado de aquellos que se encuentran en mayor situación de fragilidad.